TIPOS DE NUBES

Tipos de nubes


NUBES ALTAS: más de 6.000 metros, compuestas de cristales de hielo.

– Cirros – Nubes aisladas de textura fibrosa sin sombras propias generalmente de color blanco y con frecuencia brillo sedoso. Pueden ser filamentosos, más o menos deshilachados, inclinados o en forma de gancho y floculares o cumuliformes.

– Cirrocúmulos - Banco cirroso, en forma de madejas blancas, dispuestas en grupos o hileras con ondulaciones que asemejan el oleaje de una playa.

– Cirroestratos – Velo fino blanquecino que produce halos en torno del sol o de la luna.

NUBES MEDIAS entre 2.500 metros y 6.000 metros compuestas de agua-hielo.

– Altocúmulos – Banco o modo de empedrado con masas globulares aplanadas y dispuestas de una manera regular. Los elementos menores son pequeños y delgados con o sin partes sombreadas. Hay dos subgéneros: traslúcidos y opacos.

– Altoestratos – Velo fibroso o estriado de color más o menos grisáceo o azulado.

Pueden ser traslúcidos u opacos: pueden ocasionalmente precipitar.

NUBES BAJAS menores de 2.500 metros, compuestas de agua.

– Estratocúmulos – Bancos de masas globulares o acanaladas. Tipos: traslúcidos y opacos.

– Estratos – Manto nuboso uniforme análogo a la niebla pero sin tocar el suelo.

– Nimboestratos – Nublado bajo, amorfo y lluvioso de color gris oscuro, casi uniforme.

NUBES DE DESARROLLO VERTICAL de 500 metros al nivel de cirros.

– Cúmulos – Nubes espesas de crecimiento vertical, cima redondeada en forma de cúpula con base casi horizontal. Especies: lenticulares, buen tiempo, potentes.

– Cumulonimbos - De fuerte crecimiento vertical, levantándose por encima de un zócalo cumuliforme con aspecto de montañas o torres cuya parte superior es fibrosa y a veces en forma de yunque.

Precipitación

Es el término utilizado para designar la caída del agua sobre la superficie terrestre, tanto en estado sólido como líquido; esto no comprende al rocío ni a las gotitas de agua que la niebla puede depositar sobre árboles, etc.

El agua en estado líquido cae como llovizna o lluvia. La gotitas de llovizna, cuyo diámetro es menor a 0,5 micrones caen únicamente de capas estables de estratos próximos a la superficie de la tierra. Las gotas de lluvia varían en tamaño. En estado sólido el agua cae bajo diversos aspectos.

A temperaturas de 0 grados centígrados o menores, el vapor de agua se une a tipos especiales de núcleos de sublimación, las hace aumentar su tamaño adquiriendo forma hexagonal, produciendo la nieve.

Los copos de nieve se forman por la unión de cierta cantidad de cristales, generalmente a temperaturas próximas a 0 grados centígrados. A temperaturas muy bajas, caen tan lentamente que parecen suspendidas en el espacio. El granizo se forma en las grandes masas de Cúmulos Nimbus. Las corrientes verticales arrastran hacia las alturas, grandes cantidades de humedad; estas al pasar por la temperatura de congelación se transforman en hielo. Cuando el crecimiento de la piedra de hielo pesa tanto que no puede ser mantenida dentro de la nube, cae o es despedida de la nube.

LA NIEBLA

Los procesos que pueden dar origen a la formación de la niebla pueden dividirse en:

– Niebla de evaporación

– Niebla de enfriamiento.

– La niebla de evaporación se puede dividir a su vez en:

– Niebla de vapor: se produce cuando una masa de aire se desliza sobre una superficie líquida mucho más caliente. Es muy frecuente en la zona ártica y menos frecuente en la antártica. La estación mas propicia es el invierno, porque los océanos se conservan mucho más cálidos que los continentes.

– Niebla de Lluvia: es bastante común en tierra; se forma por evaporación de la lluvia de una masa de aire caliente a una masa de aire frío. Tanto mayor será la probabilidad de que se forme niebla cuento mayor sea el contraste de las temperaturas de ambas masas.

10.3.2- Nivología elemental

Tipos de nieve

La nieve es un material viscoso-plástico que fluye y se cohesiona en forma de cristales de acuerdo a su composición y temperatura.

La nieve nace en la atmósfera y se deposita sobre el suelo en más de 50 formas diferentes, estrellas, agujas, plaquitas, columnitas o combinaciones de estos cristales (sistema hexagonal). Esta cristalización se hace en la atmósfera sobre polvo o núcleos de hielo que se forman espontáneamente a una temperatura de –39º C.